No te asustes. Estos raros “palabros” tienen su explicación.

Elevator pitch, o como podría ser traducido al castellano, discurso de ascensor. Elevator pitch

No voy a hablarte de los diálogos meteoro-trascendentales que sueles entablar con tus vecinos a primera hora de la mañana en el ascensor. Te hablo de una técnica que bien usada puede elevar tu perfil profesional a la categoría de estrella.

Normalmente se usa para hacer la presentación de un proyecto o emprendimiento ante potenciales clientes (fuente Wikipedia), pero en este caso te lo presento como una herramienta para mejorar el impacto causado a los reclutadores y responsables de selección.

En qué consiste el elevator pitch

Es una breve descripción tuya que dura unos 30 segundos.

Esta descripción debe ser clara, concisa y de impacto.

Estás vendiendo tu perfil, tu valía profesional frente a las personas que deben decidir sobre la idoneidad de tu candidatura.

¿Te convence? Sigue estos consejos para elaborar tu elevator pitch

⇒Preséntate: dí tu nombre, y formación más relevante.

⇒¿Qué te hace únic@? ¿cuál es tu especialidad?, ¿cómo puedes beneficiar a la empresa?

⇒¿Cuál es tu objetivo? ¿Cuáles son tus objetivos profesionales?, ¿el tipo de puestos que te interesan?, ¿las habilidades que podrías aplicar?

⇒¿Qué conoces sobre la empresa? Todo lo anterior no sirve de nada si no tienes claro cómo puedes ayudar a la empresa que tiene el puesto vacante. Investiga y haz saber al reclutador qué conocimientos y habilidades posees que sean importantes para la compañía.

⇒Conclusión firme Para finalizar aporta tu curriculum actualizado e informa que estás disponible para realizar una entrevista personal si es necesario.

Esta técnica, si está bien ejecutada, puede marcar una gran diferencia en tu búsqueda de empleo.

Mi consejo, si crees que puedes hacerlo de forma natural y profesional, es que lo grabes en vídeo (Youtube, Vimeo…), para así poder enviar el enlace por correo electrónico a los responsables de selección junto con un breve mensaje y CV adjunto.

Causarás sin duda un mayor impacto que si envías el típico correo en el que explicas tu experiencia en una parrafada.

Tómate tu tiempo para hacerlo bien. Que no te traicionen la prisas. Prepara a conciencia tu elevator pitch, elige un lugar adecuado para hacer la grabación para que sea de calidad (buen sonido y fondo, indispensable!)  y edita el vídeo para que quede profesional. Seguro que tienes algún conocido que pueda echarte una mano en eso.

Imprescindible, ENSAYAR una y otra vez tu elevator pitch para que resulte natural.

En la búsqueda de trabajo siempre se puede innovar. Si haces lo mismo todos los días obtendrás los mismos resultados una y otra vez.

¿Te ha resultado interesante? Comparte el artículo y comenta si quieres añadir algo.

 

Artículo inspirado por The University of Georgia Career Center

 

 

Opt In Image
Recibe GRATIS un regalo
¡Quiero unirme a la newsletter!

Suscríbete y recibe todas las novedades y consejos de Ventaja Profesional en tu email. Además te regalo el documento "4 grandes consejos para tu carta de presentación". 100% libre de spam.