Al fin llegan buenas noticias y tienes programada una entrevista de trabajo.

¡Bien hecho!… pero ahora te toca trabajar duro para que esa entrevista sea un éxito. Si piensas que con tu brillante expediente profesional tienes casi todo el proceso superado estás muy equivocado. Es la hora de demostrar lo que realmente vales.

La entrevista es un procedimiento indispensable en todo proceso de selección. El candidato se enfrenta cara a cara con el seleccionador de la empresa, o en todo caso, con un intermediario contratado por la empresa para desarrollar el proyecto (consultora de selección, headhunter…etc) Se ponen las cartas sobre la mesa y es el momento de validar tu aptitud al puesto ofertado. El éxito o fracaso viene determinado por los dos agentes que en él intervienen: candidato y entrevistador. Si ambos son competentes no habrá problemas.

No puedes controlar si el entrevistador es competente o no (por norma general lo suelen ser), así que debes centrarte en tu parte como candidato.

Entrevista de trabajo

 

 

Consejos de amiga indispensables para prepararte la entrevista

  • Repasa atentamente el perfil requerido por la empresa y las funciones del puesto. Estoy segura que cuando aplicaste al proceso de selección leíste atentamente estos datos, pero ahora debes analizarlos bien y tener en cuenta si cumples todos los requisitos que se piden. Si no es así céntrate en pensar cómo puedes suplir las carencias que tengas, ¿cómo crees que podrías superarlo?, ¿en cuánto tiempo? Piensa bien tus respuestas ante las preguntas que te harán sobre esto. Por otro lado estudia bien las funciones que vas a desempeñar, ¿crees que puedes realizarlas sin problemas?, ¿necesitarías ayuda inicial en alguna de ellas?. Piénsalo bien, si tienes alguna duda en este aspecto anótalo para preguntárselo al entrevistador. En el caso de que te hayan convocado a una entrevista sin haberte registrado previamente a una oferta de empleo pídele al entrevistador que te haga llegar por escrito el perfil que están buscando y los datos que pueda darte sobre la empresa. Ya sabes que si es un headhunter el nombre de la empresa ofertante es confidencial, pero al menos deben informarte de sus datos más relevantes.
  • ¡Estudia a la empresa! Los reclutadores preguntamos prácticamente siempre al candidato qué conocen sobre la compañía. Imagínate tu posición si respondes que “no mucho” o “nada”. Eso demuestra tener falta de interés, y créeme cuando te digo que muchas candidaturas se “desploman” en este punto. No tienes nada que perder. Gracias a internet tienes a un paso toda la información que quieras sobre cualquier empresa. Métete en su web, estudia la infraestructura de la empresa, su misión, visión, valores, presencia nacional o internacional, qué tipo de política empresarial promocionan y siguen… En fin, tienes un millón de datos muy interesantes que te van a ayudar a saber más de la empresa en la que podrías trabajar. Es más, puede que te ayude a ver que a lo mejor no es el tipo de empresa que te atrae… y esa información es muy valiosa, puede ahorrarte mucho tiempo. Al igual que en el punto anterior, si el nombre de la empresa es confidencial no podrás hacer un estudio previo… pero te aconsejo que te informes bien sobre el sector al que pertenezca para que el entrevistador vea que realmente estás interesado.
  • Autoanálisis. ¿En qué destacas?, ¿cuáles son tus puntos más débiles o a mejorar?. Es muy importante que tengas claro estos aspectos. Debes explotar bien tus fortalezas y conocer a fondo tus debilidades para saber cómo puedes sortearlas o restar su efecto negativo. Es importante hacer un autoanálisis serio. Pregunta a tus colegas o antiguos compañeros de trabajo para tener una visión más objetiva y evita caer en generalismos como “trabajador”, “responsable”… conoce realmente en qué aspectos destacas para poder dejarlo bien claro durante la entrevista. Piensa las preguntas que pueden hacerte durante la entrevista y ensaya tus respuestas para demostrar soltura.
  • Dudas. Otra pregunta indispensable en toda entrevista son las dudas que pueda tener el candidato. Esta es tu oportunidad para saber por ejemplo cuál es la razón por la que está vacante el puesto al que aspiras, si hay plan de carrera, cuál es el perfil del equipo con el que tendrás que trabajar…etc. Muéstrate interesado, hacer preguntas durante la entrevista vuelve a mostrar tu interés real sobre la posición y la empresa. En este momento sé cauto con el tema salarial y de vacaciones. Si es la primera entrevista y el entrevistador no dice nada al respecto puedes esperar a la siguiente cita para tratarlo. En mi caso no me molesta en absoluto que me pregunten sobre estos aspectos, pero sé que muchos de mis compañeros de profesión no opinan igual.

Como ves es bastante sencillo, ¿verdad?. No dejes pasar esta oportunidad por no haber sabido prepararte. Si de verdad te interesa el puesto demuéstralo. Que el entrevistador vea que eres una persona preparada que no deja nada al azar.

¡Buena suerte y actitud positiva!

Opt In Image
Recibe GRATIS un regalo
¡Quiero unirme a la newsletter!

Suscríbete y recibe todas las novedades y consejos de Ventaja Profesional en tu email. Además te regalo el documento "4 grandes consejos para tu carta de presentación". 100% libre de spam.