Asegurar el éxito de la entrevista de trabajo es imposible, pero conocer los parámetros esenciales para coger las riendas y dar tu mejor cara es una gran ventaja que no puedes desperdiciar.

Recuerda: Preparación y confianza son las piezas fundamentales que vas a tener que trabajar para que el empleador recuerde durante tiempo la entrevista mantenida contigo.

Sin más preámbulos, te presento aquellos consejos que por experiencia propia te ayudarán a impresionar al interlocutor:

Preparación previa

Tal y como ya expliqué en este artículo, es imprescindible que hagas tu propia investigación sobre la empresa y/o el interlocutor que te va a entrevistar. No sólo hay que visitar la web de la compañía, sino que también es importante investigar y localizar todas aquellas noticias importantes sobre ella que te puedan ayudar a formar una opinión sobre ella. ¿Cuáles son sus valores principales, su misión?, ¿cómo ha sido su trayectoria en los últimos 5 años?, ¿planes de futuro?, ¿cómo puede afectar todo esto al puesto al que aspiras?.

La valoración no será buena si en la entrevista dices que no conoces nada sobre la empresa, pero ojo, tampoco te pases de listo con la información y pretendas ser el

Formalidad

Esto incluye: no llegar tarde a la cita, vestimenta adecuada a la ocasión y mantener una actitud correcta en todo momento.

Si calculas previamente el tiempo que vas a tardar en llegar al lugar y le añades un tiempo extra de “seguridad”, evitarás tener situaciones embarazosas que no ayudarán a empezar la entrevista con la tranquilidad necesaria. Es una pena que todo se eche a perder por esta situación.

La vestimenta también es un factor a tener en cuenta, pero ten cuidado, no en todas las ocasiones es necesario acudir en traje a la cita. Todo dependerá del sector y cultura de la empresa donde acudas, así que si tienes la suerte de ser llamado a entrevista para Google ten claro que ninguno de sus directivos suele acudir al trabajo en traje.

Por último, la actitud a mantener debe ser la más cordial posible. Cuida el lenguaje corporal y evita distraerte con la decoración del despacho (aunque en ocasiones puede resultar difícil : ) Y siempre ten presente que una sonrisa ayuda a crear un buen clima de diálogo.

Pregunta

¿Realmente te interesa el puesto?, aprovecha la oportunidad para demostrarlo.

Si has hecho una buena investigación previa seguramente se te haya ocurrido unas cuantas preguntas antes de la entrevista, pero también es posible que durante el diálogo con el entrevistador surja alguna nueva.

Lo normal es realizar preguntas sobre el puesto a desempeñar y el desarrollo de la empresa en general: ¿qué habilidades o aptitudes son las más valoradas para desarrollar el trabajo?, ¿cuáles son los objetivos más importantes para la empresa en los 5 próximos años?

Agradecimiento

Escribe un mail al seleccionador al día siguiente agradeciendo la oportunidad de haber sido entrevistado. Si sigues interesado en el proyecto hazlo saber y déjale las puertas abiertas para que solicite los datos o dudas que le puedan quedar por saber.

Con todos estos parámetro controlados aumentarás significativamente la posibilidad de destacar entre el resto de candidaturas, así que manos a la obra, ¡y a triunfar!

 

 

Opt In Image
Recibe GRATIS un regalo
¡Quiero unirme a la newsletter!

Suscríbete y recibe todas las novedades y consejos de Ventaja Profesional en tu email. Además te regalo el documento "4 grandes consejos para tu carta de presentación". 100% libre de spam.