Por fin has pasado la gran prueba de fuego. Las cartas están echadas y ya has realizado la entrevista de trabajo.

¿Cómo ha ido todo? Tanto si tu respuesta es positiva como negativa hay una cosa que no debes olvidar en absoluto: escribir un mail a la/s persona/s que te ha hecho la entrevista para dar las gracias y expresar brevemente tu opinión.

Ojo, no quiero decir con esto que entres a valorar en el escrito si crees que la entrevista te salió muy bien o muy mal. Tan sólo has de valorar el trato que has recibido durante el proceso, agradecer la oportunidad que te han brindado y recordar que quedas a la espera de una respuesta sobre el estado de tu candidatura en el proceso de selección.

Bien sencillo.

Mail tras la entrevista de trabajo

Mail tras la entrevista de trabajo

Aquí te dejo una idea que puede resultar útil si tras la entrevista sigues estando interesado en el empleo ofertado:

Estimado/a xxxxxx Tras la entrevista de trabajo realizada el pasado día xx quiero agradecer la oportunidad y el trato recibido. Tras valorar detenidamente todos los datos obtenidos durante la entrevista quiero reiterar mi sincero interés en el puesto ofertado. Quedo pues a la espera de una respuesta sobre el estado de mi candidatura en los próximos días. Un cordial saludo,

Con todo esto pretendo que consigas dos cosas:

  1. Confirmar al reclutador que tu interés en el puesto es real y absoluta. No todos los candidatos escriben tras la entrevista. Si realmente ha ido bien y tu perfil está bien valorado sumarás puntos a tu candidatura. A la mayoría de las empresas les interesa tener en su organigrama a empleados que saben tener un trato cordial con los compañeros y clientes.
  2. Forzar al reclutador que te de una respuesta sobre el estado de tu candidatura. La incertidumbre no es nada agradable, más si está relacionada con temas tan importantes como el trabajo. Como ya sabrás por propia experiencia hay reclutadores que sí te indican cuál ha sido la valoración de tu candidatura en el proceso de selección, pero otros muchos no. En este post no entraré a valorar esta cuestión, que da para mucho, pero es preferible “recordar” a la persona que se encarga de la selección que tienes el derecho a saber si tu perfil profesional finalmente encaja en el puesto o no.

 ¿Qué pasa si tras la entrevista y valoración personal posterior llego a la conclusión de que ese puesto de trabajo no encaja con mis expectativas?

Una opción es mandar un mail explicando nuestra decisión y las razones que nos han llevado a ella, pero en esta situación recomiendo llamar por teléfono y explicarlo de forma directa. Es un tema delicado que debe quedar aclarado por ambas partes, y es muy importante para tu reputación profesional ser agradecido con las oportunidades brindadas y en consecuencia expresar si son o no de tu interés.

Como puedes ver la entrevista de trabajo en su conjunto es un proceso que no debe dejarse al azar. Si quieres mejorar tu perfil profesional debes trabajar y estar atento antes, durante y después de la entrevista.

No te engaño, es esencial y puede marcar la diferencia entre dos perfiles muy similares aspirantes al puesto.

 

 

Opt In Image
Recibe GRATIS un regalo
¡Quiero unirme a la newsletter!

Suscríbete y recibe todas las novedades y consejos de Ventaja Profesional en tu email. Además te regalo el documento "4 grandes consejos para tu carta de presentación". 100% libre de spam.