Contactar con un Recruiter en LinkedIn PARTE II

En el último post del blog expliqué cómo se puede “explotar” la opción de búsqueda avanzada de LinkedIn para localizar a las personas que tienen en sus manos la decisión de contratar empleados.

Para sacar el máximo provecho del tutorial te aconsejo que leas el anterior artículo si no lo has hecho todavía.

Si ya has empezado con tu particular caza y captura de “recruiters” te interesará saber cómo puedes contactarles de forma efectiva sin parecer desesperado por conseguir un empleo.

Recuerda esto: las empresas buscan soluciones cuando quieren contratar un empleado. Una actitud “pedigüeña” difícilmente te aportará resultados positivos.

First of all, auto-conocimiento

No puedes destacar si no conoces tus puntos fuertes y habilidades más destacadas.

No pienses que hacer un auto-análisis es un acto egoísta o propio de personas con la vanidad hiperactiva.

Es una necesidad obvia. ¿Qué puedes ofrecer a la empresa que te contrate?, ¿qué puede esperar de ti?

No vale con decir que eres una persona trabajadora o con iniciativa. Es algo obvio. Y es lo típico que suele indicar la gran mayoría de aplicantes a un puesto. Dedícale un tiempo a esta cuestión y trata de averiguar lo mejor de ti.

Uno de los métodos más populares para poder sacar esta información es el DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades).

Coge un folio en blanco y traza un cuadro grande dividido en cuatro partes.

En cada uno de los cuatro apartados debes poner los siguientes encabezados: Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades.

Una vez que tengas compuesto el cuadro debes reflexionar y hacer un listado en cada apartado. No se trata de rellenar los apartados de mala gana. La reflexión debe ser genuina, y con que saques unas 4 características por cada cuadro será más que suficiente.

Con este ejercicio podrás averiguar tus puntos fuertes, y lo que es más importante, a detectar las debilidades y amenazas que pueden frenar tu éxito en la búsqueda de empleo. Sin este conocimiento es muy difícil avanzar.

Segundo acto, el contacto con tacto

Cuando quieras enviar una solicitud de contacto a una persona concreta debes entrar en su hoja de perfil.

Si es un contacto de 2º grado, o coincide contigo en algún grupo, deberás clicar en el botón azul “Conectar”. Entonces aparecerá una nueva pantalla en la que puodrás gestionar la forma de contacto.

“Me gustaría añadirte a mi perfil profesional en LinkedIn” ¿te suena? Pues ahí va mi principal consejo:

Nunca envíes una invitación de contacto a un responsable de selección con el mensaje de LinkedIn que aparece por defecto.

La mayoría de estas personas reciben numerosas invitaciones diarias de buscadores de empleo o job seeker. EL 90%, por no decir más, usa este mismo mensaje impersonalizado.

Si quieres dejar huella debes trabajarlo desde el principio, desde el contacto inicial.

No hace falta que en la invitación escribas una parrafada, pero un breve mensaje de dos o tres líneas es más que suficiente para captar la atención.

En este sentido te lanzo los siguientes tips:

  • Personaliza tu mensaje. Algo tan obvio que a la mayoría de personas se les pasa por alto. ¿A quién estás dirigiéndote?
  • Explica por qué quieres añadirle a tu red de contactos (por ser un profesional del sector, porque encuentras muy interesante la empresa en la que está trabajando, por si en el futuro podéis colaborar…)
  • Destaca en dos frases la esencia de tu perfil. Tal y como te aconsejo en el punto anterior, debes tener 100% claro tus puntos fuertes.

Tercer acto, cuenta conmigo

Cuando tengas la invitación enviada recibirás un aviso si ésta es aceptada.

Si lo consigues, no envíes de inmediato un mensaje privado en el que resumas tu perfil profesional. No suele tener efecto y es lo típico que hace todo el mundo. Si la persona que ha aceptado tu contacto le interesa tu perfil profesional será el primero en contactarte, no te quepa la menor duda.

La clave está en construir una red de contactos de calidad, y sólo contactar cuando realmente tengas algo que aportar.

Por experiencia profesional y personal te digo que las oportunidades de empleo vienen a través de esa red que tú has tejido, y que son esos contactos los que se pondrán en contacto contigo en el momento en el que les interese contar con tu perfil profesional.

No obstante, si te interesa mucho trabajar en una empresa en concreto estudia previamente cuál es su cultura y las necesidades que pueda tener. De este modo, cuando escribas de forma directa a algún dirigente de la misma (posible futuro jefe, Director de RRHH…), podrás contarle cómo puedes ayudar a mejorar los resultados de la compañía. Ésa sí es una carta de presentación altamente efectiva.

 

Espero que este pequeño tutorial te sirva de base para contactar de forma altamente efectiva con Recruiters. Los resultados no serán inmediatos, pero si tienes paciencia y lo haces bien te aseguro que tendrás oportunidades muy interesantes en el futuro.

¡Ánimo! ; )

 

Opt In Image
Recibe GRATIS un regalo
¡Quiero unirme a la newsletter!

Suscríbete y recibe todas las novedades y consejos de Ventaja Profesional en tu email. Además te regalo el documento "4 grandes consejos para tu carta de presentación". 100% libre de spam.