Hoy publico un artículo diferente. Y lo hago por una sencilla razón, demostrarte que si trabajas bien tu marca personal puedes conseguir trabajo. Provocar que te contacten para ofrecerte empleo.

Analizando bien la situación considero que la clave del éxito está en el trabajo constante y direccionado. Constante para dotar de solidez a tu marca, y direccionado para ir ejecutando las acciones correctas que te acerquen a la meta final.

Mi propia historia

Yo tenía un trabajo estable que finalizó hace dos años.

Mi hija tenía 10 meses y decidí aprovechar el tiempo para cuidarla, lo cual disfruté muchísimo.

Al mismo tiempo empecé a formar la idea de lo que hoy en día es Ventaja Profesional, y cuando pasó un año desde que me quedé en el paro, nació esta web.

Un proyecto como este requiere mucha dedicación, y a pesar de la satisfacción que me aporta la web, la realidad se impuso.  Necesitaba encontrar algún otro proyecto para poder pagar las facturas. Ya había consumido gran parte de mi colchón financiero.

Hace unos meses, desde marzo aproximadamente, comencé con la búsqueda activa de empleo.

Tras analizar mis puntos fuertes y débiles, llegué a la conclusión de que debía potenciar mi marca personal, que es mi principal herramienta de trabajo.

Mi mayor hándicap es el inglés. Y estoy claramente en desventaja con todas aquellas personas con mi mismo perfil y que además tengan un alto nivel de este idioma.

Como me costará mucho tiempo superar este obstáculo debo destacar de alguna otra forma, y por eso me centro en la escritura de artículos para el blog.

Mi posicionamiento como profesional

Mi experiencia se ha centrado siempre en la selección de mandos intermedios y directivos para empresas. Lo que tradicionalmente se conoce como head hunting.

Si haces una búsqueda en LinkedIn encontrarás que hay centenares de personas con mi mismo perfil, así que es de vital importancia el destacar de alguna forma para poder acceder rápidamente al famoso “mercado oculto de empleo”, que son todas aquellas posiciones que no son ofertadas en ningún medio.

¿Cómo lo hice?

  1. Aprovechando y potenciando el blog para darme a conocer: tan sólo había comenzado hace unos meses, pero quería compartir mis conocimientos para que las personas en búsqueda activa de empleo supieran cómo actuar para encontrar trabajo.
  2. Promocionando mi marca personal en los grupos de LinkedIn: abriendo debates de interés o aportando opiniones en otros.
  3. Presencia en redes sociales: twitter, facebook y Google +
  4. Colaboración como autora invitada en webs especializadas.

Todo esto lo hago con la intención de ir construyendo poco a poco una marca personal sólida y coherente, y se puede extrapolar a tu situación.

Quiero aparecer en las primeras posiciones cuando una persona busque un experto como yo, y sólo lo conseguiré si aporto un valor añadido y hay mucha gente que lo valore.

Si compartes información valiosa acabas recibiendo propuestas interesantes

Esta misma frase la he leído y escuchado en numerosas ocasiones de boca de los blogueros a los que sigo con regularidad. Y según mi propia experiencia es totalmente cierto.

Cuando he seguido esta misma estrategia de dar información a través del blog y redes sociales, he acabado obteniendo propuestas de colaboración y de empleo.

Desde hace unas semanas he empezado a trabajar de nuevo, y no ha sido porque yo me haya apuntado a ninguna oferta de trabajo, sino porque un día contactaron conmigo.

¿Ha sido fácil? En absoluto. Para construir tu propia marca personal hay que dedicar mucho tiempo y esfuerzo, pero la recompensa merece la pena.

 

Si yo pude hacerlo tú también.

Opt In Image
Recibe GRATIS un regalo
¡Quiero unirme a la newsletter!

Suscríbete y recibe todas las novedades y consejos de Ventaja Profesional en tu email. Además te regalo el documento "4 grandes consejos para tu carta de presentación". 100% libre de spam.